Madrid – Con un impresionante desfile, que pudo seguirse de manera online, organizado en el centro histórico de la localidad italiana de Lecce, en la región de Apulia, la casa de modas francesa Dior presentaba llegada ya la noche del día de ayer su colección Crucero 2021. Una bella propuesta con la que la directora creativa de la línea femenina de la firma, la diseñadora italiana Maria Grazia Chiuri, volvía a cosechar la admiración de la crítica tras la presentación, hace escasamente unas semanas, de su colección de alta costura. Haciéndolo en esta ocasión con una propuesta convertida en carta de admiración hacia su “queridísima región” de Apulia.

“Durante este periodo”, afirma la propia Chiuri a través de unas declaraciones difundidas por la misma Dior mediante un comunicado, “he querido darle una nueva dimensión al esfuerzo colectivo”. “A pesar de los inconvenientes de la distancia”, provocada por esta terrible pandemia por coronavirus, “el hecho de ver nuestra vida cotidiana desde una perspectiva diferente nos ha aportado fuerza e imaginación”, explica la diseñadora. Quien no dudó, tal y como nos explican desde Dior, en poner en conexión su “pasión creativa con su queridísima región de Apulia” para este desfile crucero.

 

Homenaje a la Apulia

Como motivos inspiradores de esta propuesta, la diseñadora sitúa los textos antropológicos de Ernesto De Martino dedicados a las tradiciones de esta región italiana, y que llegaron a influir en toros autores como el historiador italiano Germano Celant o el ensayista de origen francés Georges Didi-Huberman. Escritos que han llevado ahora a Chiuri poder redescubrir los secretos y a explorar las raíces de esta región de la Apulia, cuna de creencias como la del tarantismo — que se sitúa como origen de la epidemia del baile de 1518 —, a los que ha decidido dar vida con esta colección de marcado acento coral, en la que han participado artistas italianos como Pietro Ruffo y Marinella Senatore.

“Esta colección es una obra coral que rinde homenaje a la memoria, los valores, la cultura y el futuro de la artesanía”, explican desde Dior. Para su confección, “los tejidos de la fundación Le Constantine”, organización fundada en 1982 que busca promover y dinamizar la región de Apulia conservando su herencia viva y mediante la enseñanza de formas de artesanía tradicional, se han empleado “en una serie de chaquetas, incluida la emblemática chaqueta Bar, en una expresión experimental del savoir-fair ancestral”, mientras que “el lema de este lugar único, ‘Amando e Cantando’, se ha tejido en la parte trasera de las faldas”.

En cuanto a las aportaciones de los destacados artistas que han colaborado en la confección de esta colección Crucero 2021, “el artista Pietro Rufo ha imaginado un campo repleto de espigas de trigo que evoca un paisaje estival”, haciéndose así “eco del icónico vestido Miss Dior bordado con flores, diseñador por Christian Dior”. Motivos que se han terminado reflejando en vestidos largos de ligero algodón, camisas y pantalones cortos; a los que el propio Ruffo ha sumado “una escritura simbólica” inspirada en las ilustraciones del libro “De Florum Cultura”, publicado en 1638 por Giovanni Battista Ferrari, parte de cinco dibujos florales en los que el artista ha gravado distintos proverbios como “Les parfums son les sentiments des fleurs” (Los perfumes son los sentimientos de las flores). Cita en este caso extraída del libro de viajes “Die Harzreise” del autor y poeta alemán Heinrich Heine.

Del mismo modo que Ruffo, la artista Marinella Senatore participaba de esta colección crucero reinterpretando los motivos lumínicos de los “Luminarie”. La arquitectura lumínica a la que buscaba rendir igualmente un homenaje Maria Grazia Chiuri, no únicamente como principal elemento destacado de la atmósfera de este desfile online, sino igualmente a través de una colección de pañuelos calados y bordados con la reinterpretación obrada por Senatore.

La casa Dior ha querido de manera especial agradecer al arzobispo de Lecce, S.E.R. Monseñor Michele Seccia, así como a la propia ciudad de Lecce y a su alcalde, Carlo Salvemini, por “haberle dado la gran oportunidad de organizar este magnífico evento en la región de Apulia”. “Ha sido todo un placer y un honor para nuestra Maison”, apostillan desde Dior, “poder colaborar con ese conjunto de talentosos artesanos y artistas locales”.